Blogia
Julio Achútegui - Poesía

Misceláneos

Punto y aparte

Buenos días, Vietnam.

Ya ha llegado el oto...

Digo Berlín.

Me he cortado el pelo. 

 

(Esto no es un poema)

(Hay que escribir algo)

(Actualizarse)

(Para que no salga, como el moho)

(Publicidad)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Amor-atada

"Juana, y Sergio, son ahora los enamorados,
Sergio, y Juana, dos deportistas y un amor,
Juana, y Sergio, son ahora los enamorados,
Sergio, y Juana, que se hablan con el corazón"

 

Tras las promesas a la orilla del mar, viendo el atardecer,

las caricias se hacían notar sobre la piel...

El calor del sol naranja y sus susurros al oído

se han tornado en morado y azul, temblor y escalofríos.

 

¡Miedo! Siente al oír las llaves, porque sabe

que del bar vuelve el que es padre de sus hijas.

- Y no caben  conjeturas, pues hace años que no hay duda

de que siempre se embriaga con un buen ron made in Cuba. –

 

Atenta, espera a que suba. Mientras, su frente suda.

Tan solo tras el amor a sus hijas se escuda.

- Sin arma alguna que blandir, pues la justicia

se encarga de abolir leyes por avaricia.-

 

Indefensa, desamparada, hoy se enmascara

con maquillaje las marcas oscuras de su cara,

sin ser ojeras. Y de su mente elige alejar

la imagen del cabrón que le inflige su pesar.

 

Del que la hace temblar:

el palpitar de mariposas del estómago se ha convertido en el tronar

de una tormenta, que no calienta como antes,

pues los temblores son de miedo. Y son constantes.

 

Nunca tuvo aguante ante el ser elegante

que en verdad era un farsante: le encontraba fascinante.

Cada vez que la halagaba se enredaba entre sus guantes.

Solo son cenizas ahora los diamantes

 

que en promesas se quedaron. O empeñados.

Que en sus sueños los espejos están siempre empañados,

porque el mundo es más feliz cuando no se reflejan

ni sus pómulos morados, ni sus brechas en las cejas.

 

Se aleja de las quejas, no aprende la moraleja,

sabe que ese la maneja, que la oculta bajo teja...

Pero cuando la corteja se siente como perpleja,

cree que sangre y cicatrices son huellas que el amor deja

 

causadas en las madrugadas

después de que la barra del bar quede cerrada. Callada

tras oscuras coartadas, tras mamparas ensuciadas,

tras cortinas de mentiras, porque siempre está asustada

 

encima del mueble de la cocina

se encuentra el arma homicida con el que la asesina.

“Era una mujer muy fina” – Comentaban las vecinas,

quizás usen sus cenizas para plantar una encina

 

de la que sacar el corcho en finas láminas,

para taponar botellas repletas de lágrimas. –

¿Lágrimas? No lloren más por ella, no lloren más por ella;

que ya está muerta.

 

"Siempre, siempre serán

felices Juana y Sergio..."  (...)

Dos fuera de serie - Juana y Sergio

Serie de dibujos infantil

Verse en la obligación de escribir

para que no salga publicidad... como si moho

fuera, polvo que limpiar,

como si fuera esa capa verdosa,

asquerosa,

de los alimentos olvidados todo un mes

en un mismo ataud-nevera.

¿Leer o escribir?

                        He aquí la cuestión.

 

Nada es por supuesto tan

                                   intenso.

 

In de dentro. Tenso de tensión.

El proceso de la confusión.

La primera vez que te vi, no supe qué estaba viendo. Era el clásico espejismo deseado, el destino ansiado en la desértica travesía. La primera vez que te vi, realmente, no te vi.

Luego me alejé de ti quedándome a tu lado. Tuve que regresar al lugar de donde venía. Al vacío de la masa gris. Con la sensación de que sólo se iba mi cuerpo, pero no mi espíritu, porque este se quería quedar agarrado a ti. Había algo que no comprendía, que ahí estaba.

Porque ese algo sucedía en rachas, en ráfagas inconstantes entre Correderas y Cruz Roja, dejándome anhelante de saber. Porque ese algo era inexplorable, pero se apoderó de mí el ansia de saber, que iba y venía entre Ciudad Jardín y la biblioteca de la Casa de la Juventud.

Luego me di cuenta de que había sucedido, de que sonreía cuando eran tus palabras las que me saludaban. De que me escalofriaba cuando eran tus mensajes los que me animaban. De que me enamoraba de la persona que me pedía que la guiara. De que era el amor lo que se había quedado allí, en Córdoba.

Porque la gran masa gris anula ese sentimiento. La gran masa gris no deja ver lo que tienes delante. La gran masa gris no deja que se ame. Y si quieres amar, te desinflas, porque el amor debe ser recíproco para no sentir la inutilidad clavarse entre las costillas, y evitar que el desánimo se retuerza en los pulmones y el corazón sienta la vacuidad más absoluta. La masa gris jamás trajo amor entre los vapores de sus madrugadas. Y todo el recuerdo más parecido era el que mi cerebro había creado, auto-engañándome para no creer vacías todas mis acciones pasadas, que lastran mi existencia.

Tengo que ir a buscar el amor de nuevo. Tengo que ir y saber si es cierto que está allí, contigo, bien tratado y bien atendido. Pero temo llegar y no hallarlo. Tengo temor de que se haya confundido otra vez, y esté disuelto entre palabras amables y cariñosas, que no tienen la densidad suficiente para llamarse así, amor, pero sí la calidad necesaria para infundar la confusión con la que mis palabras me despiezan.

Porque son esas palabras las que construyen y destruyen sentimientos, que si no son recíprocos, y se entremezclan en un sincero atisbo de amistad y una desesperada búsqueda del amor, convierten en escombros al segúndo de los términos, y borran de un soplido los cimientos de la primera.

 

¿Alguna vez te has perdido? Yo sigo buscando la luz… que me saque de esta ciega oscuridad, que no me deja verme reflejado como tú me pintas.

Esclavos.

Normalmente, la gente viene a hablar de todo lo que es... lo genial que es... lo malo que es... En definitiva, sólo vienen hablando de sí mismos.

Yo hablo de lo que no soy, hablo en nombre de una imaginación cercana a la de todos, en la que hablo de lo que puede ser... de lo que quiero ser... pero no de lo que soy.

Alguno se verá aquí reflejado, porque hablo de lo que sois... de lo que fuistéis... de lo que seréis... esclavos... si no cambiáis lo que en verdad os hace ser... vosotros mismos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

You are just a little piece

of this puzzle called world.

And without you it works.

But I don´t.

¿Volar o ser invisible?

Ante ser invisible o volar, prefiero volar. Ambas cosas tienen sus ventajas, pero frente a ti, quiero ser visible siempre, que me veas venir de cara. Que conozcas todo sobre mi. Ser invisible puede servir para acercarse, pero de qué vale estar cerca de alguien si no sabe que estás ahí... Ahora mismo, estos pensamientos vuelan de mi cabeza, pero te son invisibles. Es una desdicha.

Nunca tuvo título, hoy la llamo TÚ.

Mi boca escupe palabras, que hacia ti van dirigidas.

Por mi voz creo que sabrás que tú eres la que me inspira.

De mis labios temblorosos surge todo lo que siento.

Y lo digo temeroso, con mi lengua, cuando intento

 

Demostrarte que a mis ojos, eres la mayor belleza.

Veo a los demás en rojo y a ti en verde: eres perfecta.

Es tu imagen la que siempre se me clava en la retina,

por ti me sube la fiebre y se me encienden las pupilas.

 

Si estás cerca de mis brazos, pierdo el pulso en el instante.

Y pintando pierdo el trazo si te he sentido distante.

Mis manos se vuelven suaves si te tengo a ti entre ellas.

Si te rozo es porque sabes que soy Bestia y tu eres Bella.

 

Cerca de ti siempre temo que de mi salgas huyendo.

Y si es necesario quemo mis fuerzas para ir corriendo

detrás de todos tus pasos, siempre en pos de tu persona,

porque estando en tu regazo me siento como en la gloria.

 

Tú eres el pan, que necesito cada día.

Tú eres la estrella, que mi camino guía.

Tú eres la diosa a la que siempre adoraría.

Por ti daría mi vida, que sin ti estaría vacía.

 

Tu perfume inconfundible embriaga mis sentidos,

y creo que es increíble que sin ti yo esté tranquilo.

Me vuelve loco tu aroma, pero no más que estar sin él;

por ti tallaría Roma sólo con martillo y cincel.

 

Necesito tu presencia, aunque sólo des la espalda.

No soporto tu ausencia, por ti voy de balda en balda,

como un libro olvidado del que nadie hace ya caso,

con los bordes quebrados. Y de ideas escaso.

 

A mi mismo me prometo que siempre te seré fiel,

no besarte es como un reto más amargo que la hiel.

Y tú eres la dulzura, tú eres ese caramelo

que los amargores cura, y sobre el dolor tiende un velo.

 

En el fondo de mi alma eres lo que más me importa:

la vida contigo es calma, y sin ti se hace más corta

mi esperanza de vida, pues mi corazón se para:

sin ti la vida es p(é)rdida del tiempo, que nos separa.

 

TÚ eres el pan, que necesito cada día.

TÚ eres la estrella, que mi camino guía.

TÚ eres la diosa a la que siempre adoraría,

por TI daría mi vida, que sin TI estaría vacía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

07-11

                En ocasiones, las palabras no quieren fluir.

 

Seguramente, el autoinsomnio se debe a una mezcla entre mi nueva manía con las horas y sus números, a un afán de medir milimétricamente el tiempo que duermo, desdeñando, como siempre, el tiempo que tengo libre, tratando de no tenerlo; a ser maníatico de las fechas, a que tengo una buena memoria, demasiados miedos, y demasiada poca fe.

                Las 01:23.

Era lo que realmente me importaba, tratando de cumplir el segundo de mis defectos, cumpliendo de hecho con el primero, pero también con el tercero, causante del problema, que cumpliéndose la cuarta premisa, otorgándole pleno significado a la quinta, conlleva de nuevo el ejercicio de la cuarta para afianzar la sexta.

                7 de Noviembre

Una fecha cualquiera. Aunque no se puede tirar a la papelera un día del calendario. Por obligación salta en cualquier parte, lo vas a saber, porque si no es un debate, habrás cantado en un concierto tres días antes o irás a ver otro un día después. O porque sea, por ejemplo, tu cumpleaños. Felicidades.

                18…

                               19….

                                               -¡XX!- Ojos cerrados.

                Pulsa el botón.

Aunque no tenga realmente ganas. Aunque no debiera nunca dejar que estas palabras se escribiesen, porque ya las últimas expresadas son lo que pienso, y estas no entienden de metalenguaje en sí mismas, de tal manera que no se hagan autorreferencia a propósito, dejando más claro y más evidente el mensaje que transmiten.

                                               -¡OO!-  Ojos abiertos.

                La palabra es NO.

Cambios grandes. Importantes. Obligados. Voluntarios. Necesarios. Prescindibles. Difíciles. Sencillos. Dolorosos. Satisfactorios. Frustrantes. Relevantes. Nimios. Soportables. Odiosos. Deseados. Lentos. Voraginosos. Incontrolables.

 

                Es un largo camino.

 

14 de Junio.

Quise escribirte prosa todos los días...
la simple narración de lo que dentro de mi sucedía,
ya fueran penas o alegrías,pura sabiduría,
o toda la lista de tonterías

que puedo hacer, por ti, para creer,
que lejos de tu cuerpo el mío puede crecer,
que ya sin tu presencia me puedo desenvolver
sin tener que pensar otra vez en tu querer.

Pero, si quiero ser sincero, prospero
tan sólo entre fragmentos de poemas, que espero
consigan aferrar tu amor a mi figura,
que consigan que pienses en mi cuando estés a oscuras.

De verdad, procura mi cabeza verte alegre,
pero más me alegro cada día si llueve,
quiero hacer que el sol del verano se desintegre,
sin poder mirar tu cuerpo, que truene, que caiga nieve.

Rabia entre tristeza transitoria,
por saber que no hay continuidad en nuestra historia,
calma que no llega a mi memoria, reconfortada
por ver que se levantan las mañanas nubladas...

pero sé que en realidad las nubes desatan lluvia,
porque no se creen que haya más días que alubias
si tienes que  volver a poner tu confianza
en este loco amante que aún mantiene la esperanza

de tenerte cerca siempre, aún sabiendo que no hay beso
que dado por mujer ajena, del dolor me saque ileso.
como tú me atrapaste, como yo quise quererte
es difícil encontrar amor tan fuerte.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres