Blogia

Julio Achútegui - Poesía

Lo mismo

Los sueños duermen

            al lado de uno mismo.

Mas son, por el momento, inalcanzables.

Si tiendes las manos para agarrarlos,

estos, entre dedos, se resbalan.

Contigo, igual me pasa.

 

Duermes a mi lado mientras mi vigilia.

Intranquila, pues la cama es locutorio,

lugar para narrar nuestros problemas.

            Se olvida así el amor.

            Solo surge el miedo.

 

Miedo a despertarte.

Salgo de la cama poco a poco.

Paro en el lavabo. Luego en la cocina.

Lleno de elixir mi propio vaso.

Merlot que no Merlín.

¿Magia? No. Desgracia.

Las lágrimas que tuve ahora son tinta.

                                               Tinto.

 

Y tú, mientras, durmiendo

aquí, en el mismo lecho.

            Y yo soñando contigo,

            pues duermen mis sueños

            al lado de mí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Hasta pronto

No sabría decirte si es momento

                                 (si el momento)

[es] propicio para andar por las aceras.

                                                               Afuera

la mañana reverbera

                               gris lluvia y asfalto mojado.

 

De lo único que puedo estar seguro

                                               (de la lluvia)

es de que en los días soleados

no hay música, no hay son de agua y cristales.

 

Golpean las gotas (sin gritos)

                detrás de las cortinas la mañana.

                Hoy es lunes. Mañana es Berlín.

                Y ayer solo cientos de estupideces.

Si vieras... si supieras que moviendo

de abajo a arriba, arriba, abajo, el brazo,

sin descanso estoy...

...porque no estás...

e imagino, mientras muevo, nuestros viajes,

el brazo incansable... sí: me asusto...

no tendría segundas connotaciones.

 

Un mapa, tú en el norte, yo en el sur.

Un poema, con causa, sin efecto.

Teníamos razón. Los dos.

Tú, más. Yo, menos. Pero ambos

la teníamos. Tuvimos

que hacer algo, ponerle solución.

Pero tú te empeñaste, mantuviste

tu opinión. Por eso, ahora,

seguimos teniéndola, a pesar

de que sigo destrozándome por dentro

para perderla (perderte).

Y tú con tu empeño

me la sigues otorgando.

 

                               Maldita cordura.

Ahora que no estás es que te escribo.

Ahora, cuando faltas, cuando ausente

de ti queda mi cama, queda el lecho,

es cuando mis verbos te reclaman.

 

A escasas horas de que estés volando,

volviendo a casa, dejando atrás España,

sin ni siquiera haberte alejado

más que en la cabeza, ya te estoy llorando.

 

Distante, te haces grande por momentos,

mi niña, tú, pequeña, me engrandeces.

Mas dejas los mis ojos inundados

aun no dejando yo que veas mis lágrimas.

 

Los charcos que no manan por los mismos

óculos que admiran tu partida,

inundan este pecho o sus costillas,

sus órganos que vida por ti tienen.

 

Toda la tristeza en el poema

no es reflejo apenas de lo incierto

que es nuestro futuro separados.

Rápido a tus brazos me encomiendo.

 

¿Por qué sufrir? No sufras, no. Yo solo

siento sufrimiento por la ausencia.

Sé que no estoy solo, que en mí, dentro,

sigues, seguirás, tú, estando, siempre.

 

Por eso no son tristes estos versos

cargados de ambiciones, con un plan tal

cual planificamos. Yo te sigo

allá donde tú estés, da igual idiomas.

 

Dejaré detrás lo que ahora mismo

denomino mi casa, mi familia, mis amigos.

En pos del sueño que ambos construimos,

que es no más separarnos. Hasta pronto.

Verse en la obligación de escribir

para que no salga publicidad... como si moho

fuera, polvo que limpiar,

como si fuera esa capa verdosa,

asquerosa,

de los alimentos olvidados todo un mes

en un mismo ataud-nevera.

Because...

 

Primero lee despacio, disfrutando.

No estés buscando nada, lee tranquila.

Las buenas imágenes se van solas fijando

en mente, y corazón, y azul pupila.

 

Después piensa qué sientes, qué transmiten

los versos del poema a tu persona,

y si estos sentimientos se repiten,

subráyalos primero.

                                   Luego toma

 

aire, y ve pensando en que el poeta

pudo sentir eso, mismamente.

Mas piensa que es igual que los demás, que en planeta

pocas veces surgen pensamientos diferentes.

 

Entonces recuerdas más poemas, más... Historia.

Piensa en qué le evoca cada verso a tu memoria,

y entonces, coge el boli, escribe, con calma y euforia,

y así, poema y vida, misma rueda, misma noria.

 

                                   Instrucciones para comentar un poema.

A veces uno siente que quiere

vaciarse a toda costa,

aposta, sí, de todo.

 

Que no quiere ni pensar ni ver a nadie:

librarse de los otros,

pensar en nada solo.

 

Tratando de buscar una rutina

cualquiera que encuentra le maniata.

[Esto por ejemplo: metro, rima,

que a la libertad, parece, matan.]

 

Siente que quiere decir las cosas

como quien no dice nada

y solo se emociona

escuchándose hablar

por el simple y mero hecho

de poder crear sonidos,

y al mismo tiempo,

poder escucharlos.

Nada más.

 

Nada más lejos está el poeta

de ser quien lo consiga: vaciarse.

Siempre que escribe se está llenando

de prendas; ropas con que disfrazarse.

Acude a la escritura como medio,

mas logra, en vez de aislarse, dialogar

consigo, con su propio pensamiento,

por eso, solo, solo, nunca está. 

#31 - Palabras prestadas. Cinco amigos. (Mixtura)

Si queréis saber más acerca de este poema:
http://libropalabrasprestadas.blogspot.com.es/2013/04/cinco-amigos-mixtura-de-julio-achutegui.html

Cinco amigos. (Mixtura)

 

1.- Marta:

 

Mi vida transcurría

-no sé lo que he dicho-

creo que como una funeraria.

 

La textura de este tránsito me recuerda a la de una nube.

 

Una nube que desprendía, supongo,

semillas de amor.

 

2.- Guada (acento argentino):

 

La textura de la nube que palpaba

me recordaba aquella semilla

que el tránsito de los años

hacía crecer.

 

-Y ahora la funeraria

no tengo ni puta idea.-

 

3.- Carmelo:

 

El tránsito de una semilla

vuela en una nube

de ligera textura.

-¿Funeraria?-

 

4.- Yiye:

 

Textura tura

tura tura tura ra

ra ra rave ravenú

ravenú ravenube rave nube

nuberaria nubefú

funeraria. -Ejem.-

Futrán fusito

tránsito. -Ejem, ejem.-

Tose tose tose tose

semilla.

 

5.- ¿Qué más da?

 

Y así surgió,

del trasiego entre cervezas y sonrisas:

cinco etapas.

Cada una, una palabra extraña que ha sido prestada.

Estas son semillas que no crecen, que en su nube

viven aguantando el tránsito a la funeraria.

 

Y esta poesía

                        le da a esto

                                               otra textura.

Palabras de amor

Me senté en un parque, en una mesa, a escribirte

palabras de amor. Sólo puse polladas.

Debe ser porque en la mesa

una había dibujada:

                                   (ahora dos)

Una polla dibujada.

 

Una polla con sus cojoncillos

dibujada en plena erección

(porque nadie pinta pollas

flácidas, rutinarias).

Dibujé yo una polla a su lado

más bonita, mucho mejor.

Y al lado escribí tu nombre, o sea:

que te dediqué mi polla.

La que había dibujado.

 

¿Desde entonces qué hice? Pollas.

¿Hasta ahora qué pollas he hecho?

 

Te he dedicado mi polla

en muy diversas superficies:

papeles, pizarras, paredes...

 

Pollas perfectas, impecables,

pollas inconmensurables,

pollas sin parangón.

 

Porque no todos saben dibujar buenas pollas

aunque todos te escriben

palabras de amor.

Recortes XXIV - Reset.

Ahora no son corruptos,

los políticos no se manchan.

No reciben sobres, sobornos,

no reciben más que avalanchas

de gente que sigue indignada

por SU BUEN HACER de las cosas,

ellos se lavan las manos,

sus acciones, todas hermosas...

 

Bárcenas, sólo una mancha,

el popular tesorero...

Rato, no quiero mentarlo...

(será todo borrón si derribamos el tintero).

Es opinión periodística,

mía no, sino de ABC.

Ninguno de su partido

pone al fuego la mano por él...

 

Que se acabe ya este juego.

Políticos: todos al fuego.

El arte que es por el arte,

capaz es, (como que este reparte),

de su época ser prensa y eco,

denunciarles, mandarles a Meco,

a esta panda de mequetrefes...

(Alfredo, tú no te escondas, porque vaya con tu jefe...)

 

En fin, estoy triste de nuevo,

no quería versos de rabia,

ni demagogos, pringados

de política, (ensucia mi labia

hablar de estas cosas). Borregos,

votasteis, estabais en Babia...

Pulsen "reset" en democracia.

Renovarse o morir. Nueva savia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ante todo

Ante todo

yo estoy.

Yo soy el primero.

Primero en nacer de mis hermanos.

Primero en la lista de la clase.

(Pero no de los listos).

Ante todo

estoy yo,

siempre contemplando.

Templando mis ánimos

pues temple me falta.

Pero yo

ante todo

estoy porque así soy.

Ser/estar.

Las personas felices están

en peligro de extinción.

Están me excluye

del grupo de personas felices.

Es tan

trágico.

 

Están en peligro de extinción

porque hoy lo están

-felices-

pero mañana podrán

no estarlo

-felices-

o no estar.

Feliz es

un estado.

Persona no.

 

Las personas están felices

en peligro de extinción.

Están en un estado

finito

(como cualquier Estado)

de existencia,

felices

porque se sienten únicos.

Yo no.

 

Yo no porque están me excluye

-como antes-

del grupo de personas felices

o

-como ahora-

del grupo de personas en peligro

o

-como puede que mañana-

del grupo de personas.

 

Yo soy único.

 

Este poema tan exclusivo

-paradójicamente

así es-

así me hace.

 

(Por tanto me hace feliz

y por eso estoy en peligro

de extinción).

Continuo

Si en lugar de fumar, pensara…

quizás en ti, quizá en las musarañas,

nunca más hablaría de mí mismo

                               ***

porque no había yo pensado

                en secuela ni versión por diversión

me siento tentado

pero me noto equivocado

                por querer ser sincero, contra mí siento aversión.

                               ***

Lo sé, lo intento, y no sale, y creo que se ha vuelto a perder…

                               ***

                Tentado de llamarte, no me atrevo.

Agónico es el paso del tiempo. Siempre muere.

Muere y renace en un segundo otro presente.

Cadáver su pasado yace. Y él lo propio hace.

                A un roce de pantalla, rostros, voces.

Espera que parece el infinito siempre acaba.

Porque nada es eterno, ni siquiera la paciencia.

El tren deja al viajero en el andén por llegar tarde.

                No sé muy bien lo que quiero decirte.

Quizás que me iré, que me voy, que ya me he ido.

Y aún así regresaré. Eros y Thánatos me guían.

Lo mismo no en mi carne ni en generación futura.

                Así que vuelvo a mis divagaciones.

Dejo este poema por fumar otro cigarro.

Tengo que liarlo, salir fuera, despejarme.

Y no pensar en ti 15 minutos más tarde.

No es oro todo lo que...

Los E;BéS presentan:

NO ES ORO TODO LO QUE...

                                               (ES POESÍA)

 

Las lenguas vernáculas

            que aspiran a ser siempre

resultan, en sus formas

            a veces, incongruentes.

 

Los siglos ya pasados

            pasado son, y ahora

las lenguas vivas moran

            en bocas muertas, solas,

perdidas en un mar de asfalto y luces,

heridas por el brillo del neón.

Sus áureos caracteres ya volaron

y sólo hablan de amores sin pasión.

 

Son tantas las putas del literato

que ya no quedan vientres seductores

que sirvan a estos labios incorruptos

para encontrar aquel dorado amor.

                                                           Es

 

un concepto frágil y volátil,

quizás mejor narrado en estos tiempos,

pues siempre causa el mismo sufrimiento,

mas no hay tabú moral como hubo otrora...

 

Y el puto lenguaje desnudo aflora,

dicho sin tapujos

                        sexo hasta en la sopa.

Los críticos buscan las inmundicias

y autores se las sirven en bandeja.

 

Y en esa flor constante de vagina

esconden sus sueños,

                        su ilusión,

                                   sus depresiones,

y todas las pollas con sus cojones

eyaculan joyas. Corazones

 

rotos, descosidos

            desnudos de alma,

                                   gritos

desgarradores quejas

            aullidos profundos

Dioses, Demonios,

                        Lunas y soles.

Y al buen amor emulan

                        al contrario.

 

Mi crítica es poema criticable

y crítica también mi situación.

Deseo

Que sí.

Que sé

que si te sueño

nada malo podría a mí pasarme.

 

Mas sé

que si pudiera

no soñarte

por tenerte

cerca de mis manos,

volverían mis demonios,

mis eternas pesadillas

a arroparme.

 

En esas tan odiadas

            tus ausencias.

Diafragma - Homenaje a Federico Romero y a Carmen Lafuente

Todos nuestros gestos se conocen

por estos dos genios, conocidos

como el Romero y la Fuente;

Federico y Carmen. Su objetivo

 

pone a los poetas en pantalla.

(Ellos se mantienen escondidos).

(Pero la verdad es que destacan).

y nunca tienen gestos altivos.

 

Sólo estar presentes, dar apoyo;

es lo que pretenden y consiguen.

Hoy nos muestran unas pocas fotos:

ellos, por nosotros, se desviven.

 

Pocos y malos son estos versos.

Muchos y buenos: vosotros. Viven

tras el Diafragma dos poemas.

Que hoy vuestros Clamores sus oídos irriguen.

Cómo

podría impresionarte

me pregunto.

Te digo.

 

Cada vez que te veo

busco tu mirada

para ver tu aprobación.

 

Me pesa

cuando te avergüenzo

porque me avergüenzo.

 

Tendría que cambiar

los versos anteriores

por cada vez que me veo

y podría impresionarme.

 

Y aún así

todo seguiría igual

y todo

sería lo mismo.

 

 

(a este lado del espejo)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

N23: Elena

Nutres

tu triste

tristeza

con lágrimas negras

que caen desde tu beca.

 

No retroalimentes tu pesar

con esas gotas.

 

Date fuerza, Elena, pues ni Troya

pudo resguardarse de tu nombre.

Y no son tus lágrimas tan tristes

ya que una ciudad tú no has perdido.

 

Falta más dinero en el bolsillo

del que ni siquiera pantalones

tiene para cubrir su desnudo

cuerpo que está vivo y desnutrido.

 

Y es por eso

que sé que tu llanto no se merece

verte triste pues mejor estaba

guardado en tu interior para hidratarte.

 

Quizás hoy no investigues

nutrición

sino poesía.

A Sesi García

Sin más, hubiera querido

recoger con distinción este tan

distinguido galardón.

¡Viva la República! ¡Soy el Socialista!

Pero tengo entretenidas las mis manos

en el acto de liar que es taumaturgia.

 

Aquí en mi casa, el Buko, mis palabras

resuenan en los mismos

muros donde son tan recibidas

para bien las rubias de portada

o unas gafas de pasta

tamaño portarretratos.

 

Pausa dramática.

Y aquí la enigmática - conexión

entre un Claudio o un Julio

no romanos

sino de verso fluido, filólogo,

ahumado sin embargo

con aroma de familia.

 

Padre, Madre, así, con mayúsculas,

se sirven en verdad en tu, poema

no como gin tónic servido de aperitivo

sino como plato principal. Este homenaje

no es sino eso mismo, ya que dicho

no ha sido este poema, en su momento

que ahora cambia haciéndose pri

vado, puesto al servicio de nuestro

                                                           entendimiento.

 

Así que te deseo, yo, yo mismo, infinitos

carretes aunque sean digitales

de viajes a Segovia entre tre

nes, cansancio, el de ida, y el de vuelta, aun perdidos.

Eso es, a buen seguro, también,

lo que hace más fuerte al hombre.

 

No sé si, Sesi, son

políticamente incorrectos

estos gestos.

Fuerte abrazo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres