Blogia
Julio Achútegui - Poesía

La destrucción

¿Son tuyos? ¿Para mí?

¿Son yoes? No sé yo.

 

Donde acaba la lectura te reinventas.

Donde acaban los placeres muere el sol.

 

Mi abrazo será efímero, y tu tacto

perenne entre mis dedos. Y tu olor

a sangre primigénea (herida suave)

ni a vista, gusto, oído... olvídalo.

 

Formas punzantes de oscuridad.

Vértigo en la hondura, mala hambruna.

Ojos animales que te observan,

felinos, panteras. Gatos. Luna.

 

Y estos sí son tuyos; para mí: no.

Son todas tus caras mi leyenda.

Flaco, ya en los huesos. Piel apenas.

En esa herida tuya hallé yo tumba.

 

Y vida eterna.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Percival Archimboldi -

*éstos :)

Mola.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres