Blogia
Julio Achútegui - Poesía

Pesadilla

Cada día, en la distancia, me doy cuenta

de que más y más te amo. Como ejemplo

voy a contarte este dato:

me faltas en la cama y me desvelo.

 

Siento una tensión que no he sentido

antes de tu ausencia, ¡jamás! ¡Nunca!

Puedo asegurártelo, mi vida.

Estos son los versos de un insomne.

 

Yo, que soy tan solo, tan distante,

sé que te añoro, porque en mis sueños

siempre tan repletos de mujeres,

ocurrió está noche un terremoto.

 

Muerto de cansancio, como estaba,

pronto me dormí, mas no sé cómo,

pálido, a las tres de la mañana

salto de la cama sudoroso.

 

Dentro de mi sueño conocía

a una rubia dama que invitaba

no solo al placer de los sentidos

banales, como vista. Paso al tacto

 

daba, y permitía que mi boca

fuera recorriendo cada poro

de su blanca piel: no sugería,

plena desnudez lucía. Yo no

 

pude separarme de su cuerpo.

Rápido mi sueño allí cesaba.

Fue tanto erotismo pesadilla, te lo juro:

no eras tú la chica de mi sueño.

 

                        Pero sí de mis sueños, los que en vida.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Julio -

El caso es que es la primera vez que me despierto aterrado por algo así. Eso es lo que no es común, e indicativo.
Beso, Lidia, tengo que verte pronto para dártelo en persona.

Lidia -

:) Bueno...no te preocupes...eso nos pasa a todos, creo...pero no es indicativo de que no ames a quien amas.

Un besito, guapo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres